Volver a los inicios

Volver a los inicios

4 min de lectura

Cierres, aperturas, cierres, aperturas. Así podríamos describir parte de los que ha acontecido a la industria de la actividad física y el fitness. Aunque debemos ser honestos, han sido muchos más cierres que aperturas. La realidad de cada centro de entrenamiento es distinta. Según la zona dónde esté ubicado, las características del centro, tamaño, espacios al aire libre; a final de cuentas, la forma de trabajar de cada espacio y como lo ha afectado la pandemia es propio de cada lugar.

Vemos como, frente a cada oportunidad, boxes de crossfit, centros de entrenamiento, gimnasios, academias de baile y un largo etcétera de compañeros, se ponen de pie en pos de levantar sus sueños, no dejan morir eso por lo que tanto han luchado por construir. Pero cada nueva apertura se acerca más a una pesadilla que un sueño.

Volver a coordinar los equipos, chequear los sistemas que ya no funcionan, revisar el equipamiento y un largo etcétera de responsabilidades asociadas a volver a poner a andar el proyecto. Todo esto sumado a los distintos protocolos que cambian a cada semana y que en su mayoría no tienen una lógica o no fueron pensados para la realidad de cada centro. Rápidamente quedamos envueltos en los inicios. Cuando teníamos que solucionar todo, cuando gestionábamos todo y pareciera que esta etapa agobiante no va a terminar.

Muchos años atrás, casi 8, en mi búsqueda por conocer más del mundo del fitness llegó un libro a mi que hasta el día de hoy atesoro sus enseñanzas. El libro se titula “Two brain business” y entrega una serie de herramientas para ayudar a los dueños de centros de entrenamiento a ordenar sus negocios. Uno de los conceptos que me acompaña hasta el día de hoy es el de los “sombreros”. A medida que uno avanza en el día a día se va a dar cuenta que realiza diferentes funciones. Atender a los clientes, hacer una clase, revisar las RRSS, cuadrar la caja, limpieza de camarines y un largo etcétera de funciones. Cada una de estas funciones son importantes, pero al ser realizadas por sólo una persona resulta agobiante y muchas veces el resultado no es el óptimo. Una de las principales enseñanzas de este concepto es buscar delegar parte de las funciones. Principalmente aquellas en las que no somos espacialmente “talentosos” y de esta forma ir posicionándonos en las funciones que entregan mayor valor a nuestro negocio, que lo ayudan a crecer y que lo llevan por el camino que hemos definido.

En esta reapertura tenemos grandes desafíos. Debemos reconstruir nuestros espacios de entrenamiento Aprovechemos la oportunidad para llevarlos por el camino correcto. Pese a que ha sido una larga espera preparémonos para ponernos de pie y seguir entregando salud a la población.

En Box Magic queremos ayudar a los distintos centros de entrenamiento a enfrentar este nuevo desafío. Sabemos que podemos ayudarlos con la administración de sus centros y liberarlos de la carga de uno de los “sombreros” más difíciles de llevar. Queremos acompañarlos en este nuevo camino que comienza. Juntos podemos levantar la salud de nuestro país. Queremos ayudarte!


Posts

Te facilitamos recursos que te ayudarán a pensar tu negocio desde otra perspectiva

Notas por expertos que te facilitarán el camino como emprendedor