El servicio y un poco más

El servicio y un poco más

4 min de lectura

Un servicio, en el ámbito económico, es la acción o conjunto de actividades destinadas a satisfacer una determinada necesidad de los clientes, brindando un producto inmaterial y personalizado. Más allá de la definición de libro, aquellos que estamos inmersos en el mundo del fitness entendemos que somos parte del mundo de los servicios, vendemos un intangible. A diferencia de, por ejemplo, un iphone, entregamos un valor que no se puede tocar y que en cada interacción está sujeto a la percepción de valor del usuario. Un producto tiende a ser mucho más consistente en su entrega de valor que un servicio. Esto se da al ser un servicio entregado por personas, está sujeto a el “error humano”, sin importar la cantidad de protocolos que uno incluya, siempre va a existir el factor humano, para bien o para mal. 

Quiero quedarme en este último punto “para bien o para mal”. Es cierto que los protocolos ayudan muchísimo. Te permiten estandarizar de cierta forma los procesos que están involucrados en el servicio. A dar un mejor orden del relato y asegurar cierto estándar de servicio. Pero para lograr que la experiencia sea inigualable debemos entender que dependemos de las personas y necesitamos que a estas les importe.

“Nobody cares how much you know until they know how much you care”

Cuando hablamos de conexión con las personas debemos entender que no hay protocolo que lo logre. Son vínculos, se trata de confianza, se trata de cariño. Porque a la hora de entrenar personas necesitamos que confíen en nosotros, necesitamos lograr conectar con ellos, para lograr influir en sus hábitos, para apoyarlos en sus momentos difíciles y para guiarlos hacia una vida saludable. Es indiscutible que la tarea es difícil, pero más allá de lo complejo, en este apartado dependemos de las personas, de nuestro equipo de trabajo.

Acá voy a hablar desde la experiencia que me ha tocado vivir. En un principio creía que todo se resumía en títulos universitarios, certificaciones, lectura y constante curiosidad. Que un buen entrenador se construía de estos ingredientes y que en base a estos, el alumno lograría la conexión con su “maestro”. El tiempo me fue mostrando que no importaba cuanto leyeras, no puedes fingir el cariño y la preocupación. Más allá de las certificaciones, la conexión se basa en el cariño y una vez que se establece esta podemos lograr utilizar todas las herramientas técnicas que nos permiten influir en el fitness de las personas.

¿A qué apunto con estas líneas? Diseña tu servicio con énfasis en las personas que lo van a entregar y armar los protocolos que sean necesarios. Pero no pierdas el foco que la clave está en cuan alineados están cada uno de los miembros del equipo con los valores que buscas en tu servicio y estos son valores que no se pueden comprar.

En Box Magic brindamos un servicio y, pese a ser una plataforma digital que pareciera más impersonal, somos un equipo lleno de propósito y ganas de ayudarlos. Una de nuestras fortalezas es un maravilloso equipo de soporte, que a pesar de no ser perfecto, día a día se esfuerza en ayudar a entregar un maravilloso servicio en cada uno de sus centros deportivos. Hacemos un trabajo desde el cariño y que sueña con que cada uno de nuestros clientes logre el éxito con sus centros de entrenamiento, sigamos levantando el mundo del fitness y que el deporte llegue a más personas, ¡juntos lo lograremos!


Posts

Te facilitamos recursos que te ayudarán a pensar tu negocio desde otra perspectiva

Notas por expertos que te facilitarán el camino como emprendedor