Complacer a todos es no complacer a nadie

Complacer a todos es no complacer a nadie

2 min de lectura

En mis primeros años recuerdo cómo soñaba con que todos se enamoraran de mi servicio. Partía cada mañana cargado de optimismo buscando complacer, buscando que más personas vieran el cariño con el que desarrollábamos nuestro trabajo y que por esto se enamoran de lo que hacíamos. En esos primeros años recuerdo escuchar cada “feedback” de manera atenta. “Deberían agregar clases de X”, “falta un horario a las Y” y un largo etcétera de recomendaciones. Por otro lado, recibía las quejas que dolían, esas que tiraban por el suelo tu servicio o que simplemente apuntaban a decirte que todo lo que hacías estaba mal. Veías algunos que se iban a entrenar a otros lugares y dolía cada vez más. Te llenas de dudas.

¿Qué está pasando? 

¿Debería escuchar todo lo que me dicen?

En esta etapa es fácil caer en la trampa. Empezar a abrir nuevos horarios. Empezar a desarrollar nuevas clases, cambiar la forma como funcionamos y operamos. Todo se vuelve un poco una locura y parecemos un “pulpo” tratando de hacer miles de cosas nuevas. No caigas en la trampa, estás tratando de complacerlos a todos y en el camino vas a darte cuenta de que no complaces a nadie, que pierdes el foco.

Vuelve a las bases y evalúa tu servicio con métricas objetivas. ¿Alguno de los servicios que estas brindado tiene una mala tasa de ocupación? ¿Es momento de cambiarlo? Muchas veces, antes de abrir un nuevo servicio evalúa bien como están funcionando aquellos que ya entregas, busca mejorarlos antes de cambiarlos.

La recomendación en esta etapa es que fortalezcas tus bases. Una oferta más amplia por lo general no asegura el éxito, si asegura más problemas y menos especificidad. Es más difícil ser muy bueno en muchas cosas. Es mejor tratar de hacer menos cosas, pero muy bien, buscando la excelencia.

Por otro lado, es importante ponderar cada feedback. Recuerda que por lo general tendemos a amplificar los comentarios negativos, sintiendo que hay miles de problemas, por lo general es un cliente molesto, que puede que no le haya gustado el servicio. Eso siempre puede pasar. Cuestiónate la situación, evalúa si existe un aprendizaje y de lo contrario sigue adelante. 

En Box Magic te podemos ayudar, ya pasamos por lo problemas que estás enfrentando y podemos guiarte para que logres tus objetivos. Tenemos un gran equipo lleno de experiencia y fallos que compartir. Trabajemos juntos, hagamos crecer el mundo del fitness juntos.


Posts

Te facilitamos recursos que te ayudarán a pensar tu negocio desde otra perspectiva

Notas por expertos que te facilitarán el camino como emprendedor