Comenzando el Camino

Comenzando el Camino

5 min de lectura

A la fecha me he dedicado a escribir principalmente acerca de los problemas que uno enfrenta cuando ya tiene funcionando su centro de entrenamiento. Esta vez quiero cambiar un poco el enfoque y usar la experiencia para hacer algunas recomendaciones para aquellos que se adentran a comenzar un emprendimiento de fitness, principalmente en el CrossFit.

La pandemia trajo lamentablemente el cierre de muchos espacios, tristemente he visto como algunos tienen que cerrar sus puertas. Ahora bien, con todo el proceso de reapertura se genera una oportunidad y ya vemos algunos que, cargados de ilusión, comienzan a armar sus espacios y recibir alumnos “huérfanos” que perdieron sus antiguos espacios de trabajo.

Recuerdo cuando comencé, en el año 2013. Partí armando una planilla con la inversión en equipamiento, infraestructura, patentes, etc… Cada uno de estos puntos son claves, pero hay uno que muchas veces nos hace “estirar” el presupuesto de más y que aprendí con la experiencia que no era necesario. El maravilloso y deslumbrante equipamiento.

Seamos honestos, a todos aquellos que nos apasiona el CrossFit soñamos con el box lleno de equipamiento. Es tener el sueño de la juguetería llena de juguetes. Cuando comenzamos a proyectar la inversión empezamos a entusiasmarnos. 

Necesito barras, por supuesto. 

Necesito Dumbells, obvio.

Necesito Kettlebells, mis turkish getup lo necesitan.

Un GHD, son caros, pero como no voy a tener uno.

¿Remadoras? Por supuesto, siempre salen en los CrossFit Games.

Air bike, assault bike, peg board, cuerdas de trepa, discos olímpicos de levantamiento, todo pareciera necesario.

No caigas en la trampa.

Así comenzamos a comprar juguetes y hacer que nuestro presupuesto suba. Ahora la pregunta es otra. ¿Cuál es el equipamiento que realmente requiero para hacer clases? Si diseño clases para 10 personas, debería tener al menos 10 remadoras. Con la situación sanitaria actual, dónde es imposible compartir el equipamiento, ¿vale la pena comprar solo 1 remadora? Creo que la respuesta es simple y a pesar de que queremos esa remadora probablemente no va a hacer la diferencia. 

¿A que apunto con todo esto? Revisa bien tu presupuesto inicial y trata de limitar tu inversión a lo que realmente necesitas y que vas a poder utilizar de manera constante en las clases. Esas son las cosas que tus alumnos van a utilizar y van a valorar. Recuerda que CrossFit todo se puede adaptar y que la gente no va a volver a entrenar contigo por el equipamiento, si va a volver por un buen servicio, por el cariño, por la preocupación que pongas en cada clase y la entrega con cada uno de tus alumnos. Ahí está la clave del servicio, el equipamiento es un apoyo, una ayuda.

Una vez que veas que llegan los alumnos, que logras un buen proceso de servicio, empieza a aprovechar esos ingresos para ir planificadamente comprando equipamiento que vayas utilizando en las clases. Tus alumnos te lo agradecerán.

En estos tiempos difíciles no te nubles con grandes inversiones. Estamos en momentos de mucha incertidumbre. Invertir de manera inteligente va a sentar bases sólidas para el inicio del proyecto que te van a permitir disfrutar de este camino junto a tu comunidad por mucho tiempo.

Recuerda que si estás iniciando en esto en Box Magic podemos apoyarte y ayudarte. Un buen software para administrar tu centro desde el inicio te ahorrará muchos dolores de cabeza y te permitirá enfocarte en tus alumnos, en entregar el mejor servicio posible.


Posts

Te facilitamos recursos que te ayudarán a pensar tu negocio desde otra perspectiva

Notas por expertos que te facilitarán el camino como emprendedor